Escrito por Brian Hioe

語言 / Languages:
Español //English
Foto: Bloomberg
Traducción: Ferran Pérez Mena

Esta es la primera publicación en español de New Bloom. Las próximas traducciones hechas por Ferran Pérez Mena forman parte de la colaboración entre New Bloom y YuanFang Magazine.

PARECE SER bastante probable que el dueño de FoxConn Terry Gou se esté preparando para la carrera presidencial en Taiwán como candidato del KMT. Concretamente, debido a la batalla interna en la que se encuentra el KMT, y el hecho de que ninguno de los pesos pesados del partido que se postulan para la presidencia del partido son del agrado del público taiwanés, la práctica habitual de que el presidente del partido sea el candidato presidencial, es muy probable que acabe.

La carrera presidencial de Terry Gou llega como secuela de la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016. Éstas demostraron al mundo que era posible para un hombre de negocios sin experiencia política ganar las elecciones presidenciales. De por sí, en el discurso político taiwanés, la posible carrera presidencial de Terry Gou está fuertemente relacionada con la victoria de Trump. Esto es ilustrativo de la gran influencia de Estados Unidos no sólo en la política taiwanesa, sino también en la global, dada la desproporcionada diferencia entre la política taiwanesa y la estadounidense ya que el principal cleavage político en la sociedad taiwanesa no es la dicotomía entre la izquierda y la derecha, sino que la de la independencia y unificación, aunque ésta última dicotomía está superpuesta al tradicional cleavege de izquierda y derecha.

Gou es un destacado partidario del KMT, y es percibido por muchos como un Taishang por antonomasia, es un individuo cuya riqueza fue amasada gracias a íntimas conexiones entre el KMT y el Partido Comunista Chino. Por definición, Gou es un fuerte partidario de la unificación, y es una figura que se sitúa en la extrema derecha del espectro político.  Se cree que Gou  concurrirá  a las elecciones con la idea de que como buen empresario podrá  dar un vuelco a la economía taiwanesa, fortaleciendo los negocios de Taiwán en China – un elemento que el KMT considera vital para la economía taiwanesa-.

Foto: Roberto Stuckert Filho/CC

Por consiguiente, nos deberíamos preguntar a qué está jugando Gou con los recientes informes que sugieren que éste intentaría trasladar los puestos de trabajo de Foxconn a Estados Unidos y no a China. Gou, de hecho, ha apaciguado a China sosteniendo que planea continuar con la gran inversión en la producción china. Gou asegura que esto creará 50000 puestos de trabajo en Estados Unidos, representando así una inversión de siete mil millones de dólares.

Sin embargo, sus pasados movimientos parecen indicar que Gou ahora considera que el entorno laboral en China es bastante peligroso, algo que empeoró con la mala publicidad que FoxConn recibió después de que una serie de trabajadores se suicidaran en sus plantas de producción, y de que unos trabajadores en huelga amenazaran con un suicidio colectivo.

FoxConn ha anunciado planes de mecanización de 60000 trabajos en China. La empresa sostiene que está planeando construir 12 nuevos centros de producción en India que ofrecerán un millón de puestos de trabajo. Actualmente FoxConn dispone de 12 fábricas en China que dan trabajo a un millón de trabajadores. Los nuevos planes de trasladar puestos de trabajo a India significarán un reequilibro significativo de las operaciones de FoxConn. 

Además del reequilibro hacía India, si Gou intenta construir centros de producción en Estados Unidos, ¿quiere decir que Gou está intentando abandonar China? Es muy probable, esto ha quedado dicho por Gou. Para FoxConn, desarrollar operaciones del tamaño de las de China en India parece poco realista. Hay razones por las que Terry Gou intentaría retirarse del mercado chino, dada la mala publicidad que FoxConn ya tiene en China. Sin embargo, hay barreras bastantes significativas para que el modelo de negocio de FoxConn sea aplicable en India. Por ejemplo, el equipo directivo de FoxConn es principalmente taiwanés, y una de las razones por las que pueden trabajar en China es por la existencia de un idioma compartido que rebaja las barreras culturales. Esto no sería el caso con India.

Foto: Steve Jurvetson/CC

Podría ser que como hombre de negocios, Gou no tenga lealtad a ningún país, simplemente se dirige hacia donde está el dinero. Sin embargo, es importante destacar que India es uno de los países con los que la administración de Tsai espera poder desarrollar fuertes lazos, con el objetivo de disminuir la extrema dependencia de China a través de su nueva política de “Mirar hacia el sur”. Ni que decir, que los actores políticos pro-Taiwán han buscado desarrollar potentes lazos comerciales entre Taiwán y Estados Unidos durante décadas, con la esperanza de que los intereses de Estados Unidos para defender Taiwán se basen en sus lazos económicos.

Es posible que en la preparación por la carrera presidencial, Gou intente apaciguar la imagen de ser pro-China. Como hombre de negocios independiente, Gou podría apelar al desarrollo de mayores lazos comerciales con China sin ningún coste real que dañe su imagen. Sin embargo, como se observó en los resultados de las elecciones presidenciales y legislativas de 2016, el electorado taiwanés se muestra receloso a promover lazos más cercanos con China debido a la posible injerencia que podría afectar las libertades políticas de Taiwán. Si los taiwaneses perciben que se encuentran muy cercanos a China, podrían finiquitar la carrera presidencial de Gou. 

Tendremos que ver si es esto lo que Gou pretende, en cualquier caso, es incierto que Gou rompa completamente las relaciones económicas con China. Es posible que intente montar un espectáculo por razones políticas. Gou apenas se preocupa por los intereses de Taiwán.